Ozonoterapia del colon

La ozonoterapia del colon consiste en irrigar el colon con agua enriquecida en ozono.
El ozono al entrar en contacto con las paredes del colon empieza a ejercer funciones terapéuticas, tanto a nivel celular como a nivel de desinfectante del colon.
Muchos terapeutas confían en esta técnica para complementar las limpiezas de colon y aumentar los beneficios terapéuticos que se derivan.



¿Qué es el ozono?

El ozono es un gas formado por la unión de 3 átomos de Oxígeno. Fue descubierto al 1785 por el físico holandés Martinus van Marum y sintetizado por primera vez al 1840 por el químico alemán Friedrich Schönbien.
A nivel ambiental el ozono es uno de los principales gases que forman la atmósfera terrestre y su función principal es la de filtrar y absorber los rayos ultravioletas de la luz solar.
El interés en aplicarlo con fines terapéuticos es por sus propiedades antisépticas, desinfectantes y antioxidantes.
Los primeros países que empezaron a investigar y aplicar las terapias con ozono son Rusia, Alemania, Cuba, Itália y España. Desde su descubrimiento se han ido investigando estas propiedades ampliándose cada vez más sus aplicaciones en diversas áreas médicas.


¿Qué es la Hidroterapia del Colon?

La Hidroterapia del Colon consiste en un lavado profundo del intestino grueso con la finalidad de eliminar los residuos que quedan en las paredes del intestino y que no se eliminan con la evacuación regular.
Actualmente la Hidroterapia del Colon resulta una técnica cómoda, limpia, indolora y altamente efectiva debido a la evolución y mejora de la tecnología de nuestros equipos que nos permiten controlar los parámetros necesarios para optimizar e individualizar cada sesión.
La técnica consiste en la introducción de agua, previamente filtrada y purificada, en el colon mediante una cánula por el ano, regulando la temperatura y presión según sea necesario en cada caso.
Posteriormente se elimina esta agua, junto con los residuos acumulados en el recto y colon.
En cada sesión de Hidroterapia del Colon se realizan varias irrigaciones para alcanzar tramos más profundos del intestino. Al mismo tiempo se aplican unos movimientos específicos con masaje abdominal para ayudar a movilizar las zonas angulares del colon en las que se retienen más residuos.
La Hidroterapia del Colon es un tratamiento de salud para depurar una de las zonas del organismo que acumula más residuos, reduciendo directamente las toxinas acumuladas y liberando de presión a la zona abdominal.
En función de la indicación principal del tratamiento se precisará un número variable de sesiones, siendo recomendable en general la práctica de 3 sesiones en un periodo máximo de 7 días para lograr una limpieza completa de todo el colon.


Preparación

Para la realización de las sesiones de Hidroterapia del Colon no es necesaria ninguna preparación previa.
Recomendamos que si la sesión se hace por la mañana, se acuda en ayunas o bien habiendo tomado un desayuno ligero (café, tostadas, zumo), y si la sesión es por la tarde, que la comida haya sido a base de alimentos de fácil digestión (sopa, carne o pescado a la plancha, tortilla, yogur, compota, zumos licuados).


Beneficios de la hidroterapia del colon

Los principales beneficios que se consiguen con la Hidroterapia del Colon son los que se derivan de:
La depuración del organismo que se hace al eliminar directamente los residuos y toxinas del colon.
La liberación de presión en la zona abdominal.
Tanto si el tránsito intestinal es adecuado como si hay estreñimiento, siempre hay residuos que quedan entre los pliegues del colon. Estos residuos son fermentados por parte de la flora intestinal, produciéndose gas y toxinas. Cuando estas toxinas quedan en contacto con el colon durante tiempo son reabsorbidas y pasan al organismo. Por este motivo, aunque el colon sea un órgano que siempre está en contacto con residuos, lo que buscamos con la Hidroterapia del Colon es eliminar los residuos más antiguos que han quedado adheridos en las paredes y pliegues colónicos.
El acúmulo de toxinas y su reabsorción en el colon se relaciona con el inicio de múltiples alteraciones y enfermedades que afectan a todo el organismo, a la piel, a las mucosas, migrañas, etc.
El exceso de fermentación también produce un exceso de gas en el colon con distensión, flatulencia y molestias abdominales, que mejoran de forma significativa al realizar la limpieza intestinal.
Al eliminar los residuos acumulados en el colon, se reduce y libera la zona abdominal de presión pudiendo mejorar los dolores de tipo muscular, sobretodo de la región lumbar, y se produce una relajación en el área abdominal, zona en la que muchas personas localizan la tensión producida por el estrés. Es por ello que se considera también a la Hidroterapia del Colon como una terapia de relajación, al contrarrestar los efectos directos que las situaciones de estrés producen en nuestro organismo.


¿Para quién es adecuada la hidroterapia del colon?

Indicaciones de la hidroterapia del colon
• Muy efectiva para la preparación del colon previa a exploraciones endoscópicas y radiológicas.
• Ideal como complemento a las preparaciones estándar actuales en los casos que no se consigue una limpieza correcta, evitando repetir la dieta y las soluciones evacuantes.
• Eficaz para la limpieza y preparación del colon previa a intervenciones de cirugía digestiva.
• Eliminación rápida y cómoda de los contrastes de bario utilizados en estudios radiológicos (tránsitos intestinales, enemas opacos).
• Resultados muy positivos en el tratamiento del estreñimiento.
• Beneficiosa para eliminar residuos en la enfermedad diverticular del colon.
• En pacientes con síndrome del colon irritable.
• Reduce el meteorismo y la distensión abdominal.
• Ayuda a disminuir la aparición de hemorroides.
• En medicina preventiva: terapéutica asociada a otras medidas médicas e higiénico-dietéticas en la prevención del cáncer de recto y colon (en algunos países se recomienda a grupos de mayor riesgo con antecedentes personales o familiares de pólipos recto-colónicos o de cáncer colorrectal).
• Obesidad (sobre todo en el inicio de dietas de adelgazamiento con pérdidas de peso por sesión que estimulan al paciente a seguir una dieta equilibrada).
• Cefaleas (efecto beneficioso por el tratamiento del estreñimiento, por la eliminación de toxinas y por la relajación sobre el sistema músculo-esquelético).
• Alteraciones circulatorias y linfáticas (varices, edemas extremidades inferiores, celulitis etc.) al mejorar la circulación de retorno.
• Alteraciones dermatológicas y alérgicas (acné, eczemas, prurito, urticarias, sequedad de piel, etc.), por la relación existente entre el estado de la piel y el funcionamiento intestinal al eliminar los residuos y toxinas.
• Indirectamente mejora las afecciones de los órganos intra-abdominales y el sistema músculo-esquelético, por contigüidad, al vaciar el intestino y disminuir la presión intra-abdominal.


Cuando no hacer una hidroterapia de colon

Contraindicaciones de la hidroterapia de colon
Como todos los tratamientos médicos la Hidroterapia del colon tiene algunas contraindicaciones, es decir, situaciones en las que no se tiene que realizar el tratamiento.
Es importante acudir a un centro médico que pueda evaluar al paciente y aconsejarle.
Durante el embarazo.
Enfermedades anales en fase de brote agudo por imposibilidad de introducir la cánula rectal.
En pacientes con una clínica de abdomen agudo.
Apendicitis aguda.
Diverticulitis aguda.
Enfermedad inflamatoria intestinal (Colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn) en fase aguda.


La importancia de la flora intestinal

El intestino humano es el hábitat natural de un conjunto de microorganismos que forman la flora intestinal, la cual está formada por unos 100 billones de bacterias de unas 500 a 1000 especies distintas. Esta flora intestinal es adquirida por el ser humano, es decir, nacemos estériles y es a partir del momento en que entramos en contacto con nuestro medio, cuando adquirimos estos microorganismos que anidan y proliferan a lo largo de todo el aparato digestivo.
Anatómicamente hablando, el interior de la boca, el estómago y el intestino se consideran partes externas del organismo ya que están en contacto con el medio ambiente. Esto enmarca la función principal de esta flora bacteriana, que es la de recubrir todas las partes del tubo digestivo que están en contacto con este medio externo.
La mayor parte de estos microorganismos se encuentran en el colon ya que el estómago y los primeros tramos del intestino delgado contienen un grado de acidez que crea un hábitat inviable para la mayoría de microorganismos.
La flora intestinal no es igual para todos los humanos y en una misma persona cambiará por las múltiples variables que le afectan: el tipo de dieta que cada persona sigue, el grado de estrés al que está sometida, la medicación que precisa, la zona geográfica donde vive, etc.
Algunos de los microorganismos que forman parte de la flora intestinal tienen efectos nocivos para la salud. Si su número se mantiene bajo en proporción a los que tienen efectos beneficiosos, raramente se iniciarán efectos indeseables, pero cuando las proporciones se desequilibren las funciones básicas beneficiosas que ejerce la flora intestinal se alterarán.
Las funciones principales de la flora intestinal son:
Efecto barrera, evitando la entrada de gérmenes y patógenos que llegan con los residuos alimentarios.
Síntesis de vitamina K y vitamina D.
Producción de energía, tanto para el ser humano como para las mismas bacterias.
Absorción de calcio, magnesio, sodio y en parte de hierro.
Funciones inmunoprotectoras. La mucosa intestinal es un espacio de interfase entre el medio ambiente y el sistema inmunitario. El tejido linfoide intestinal es el que contiene mayor concentración de células inmunocompetentes del cuerpo humano.